La plaza de la Limosna (en valenciano plaça de l’Almoina), en la ciudad de Valencia, se sitúa en su centro histórico, y está considerada la más antigua de la población. Recibe su nombre por el edificio ya desaparecido de la Almoina, y en ella se encuentran el Palacio Arzobispal, la Catedral, la fachada trasera de la Basílica de la Virgen de los Desamparados y otros edificios de gran valor arquitectónico.

Fue plaza mayor de la ciudad romana desde el 138 a. C., donde se situaba el foro. Allí estuvo la primera basílica visigótica, convertida después en mezquita y posteriormente en templo cristiano.

Actualmente es una plaza recién restaurada y bajo ella se encuentra un importante yacimiento arqueológico que puede visitarse.

Tras la reconquista de la ciudad recibió el nombre de Plaza de la Fruita (de la fruta) y Plaza de la Llenya (de la leña), por los mercados que se instalaban en ella.

pça l`almoina en el recuerdo
               pça l`almoina en el recuerdo  
Pzça l`almoina
   Pzça l`almoina en obras de restauración  
L`almoina ya terminada
                     L`almoina ya terminada