La gran importancia del río Turia a su paso por la ciudad de Valencia estriba en que ha servido como obstáculo físico a la entrada de grupos de poblamiento hostiles a los moradores originarios de la ciudad.

Como contrapartida, el río Turia se ha convertido, con el paso del tiempo, en un grave problema para la misma ciudad por las crecidas intermitentes que ha sufrido el río a lo largo de los años y que han provocado grandes catástrofes en sus barrios cercanos; barrios que han experimentado un acelerado crecimiento en muy poco tiempo.

La llamada “Fábrica de Murs i Valls” ha sido uno de los organismos municipales más preocupados a comienzos del siglo XV en reducir los posibles efectos devastadores de la riada puesto que se encargaba de realizar las obras de contención y previsión de las riadas del río.

PUENTE DE SERRANOS:

Del puente situado frentela la actual Torre de Serranos se sabe que no era de piedra sino de madera y fue el primer puente fijo de la ciudad. Su originaria función era la de comunicar los arrabales cercanos con la ciudad. Arrabales o barrios musulmanes como la Almunia, la Vilanova, la Alcudia, Marchalenes o la Xerea. Además debía permitir el paso a los comerciantes procedentes de Sagunto, Maestrazgo o de los Serranos -del que se cree se dio nombre a la misma torre-.

Puente de Serranos
                           Puente de Serranos

La riada de 1517 destruyó el puente. Un año después se iniciaron los trabajos de reconstrucción en cantería sobre nueve arcos rebajados que se sustentan en enormes pilas con grandes estribos y escolleras. La tradición oral ha llegado hasta nosotros con el rumor de que el padre Celaya enterró en su fábrica numerosas lápidas romanas encontradas en la ciudad. A finales del siglo XVII todavía contaba con cinco estatuas sobre sus barbacanas que representaban a San Pedro Nolasco, San Pedro Pascual, padre Jofré, Dña. Teresa Gil de Vidaure y Nuestra Señora de la Merced.

Muy próximo a él se ha situado hasta fechas recientes la llamada pasarela o puente de madera realizado a finales del siglo XIX para facilitar el paso de los transeúntes hacia la estación de trenes. Este puente ha dado un nombre tradicional y familiar a la estación de trenes, conocida hasta hace muy poco tiempo como la Estación del Puente de Madera. Actualmente es  un puente de hormigón similar a sus puentes vecinos.

Puente de madera o Fusta
                     Puente de madera o Fusta

PUENTE DE SAN JOSÉ O SANTA CRUZ:

Algunos autores lo sitúan cronológicamente en el primer tercio del siglo XIV, frente al Portal Nou. Se construyó de madera y debía facilitar la comunicación con los barrios más cercanos de Zaidia y Marchalenes. La riada de 1517 destruyó gran parte del puente. Su fisonomía actual se debe en gran parte a las modificaciones constructivas realizadas a comienzos del siglo XVII. Dichas modificaciones introdujeron nuevos materiales (sillería) y se incluyeron 13 arcos escarzanos. El escultor italiano Ponzanelli realizó dos estatuas para este puente en el siglo XVIII. Hoy dichas estatuas se encuentran en el puente de la Trinidad.

 

Puente de San José en la actualidad
          Puente de San José en la actualidad  

PUENTE DE LA TRINIDAD:

Fue construido en el año 1356 y por tanto siguió al anterior, aunque otros lo datan de principios del siglo XV. El arquitecto fue el padre Viñas que lo construyó sobre restos de antiguos puentes destruidos sucesivamente por las riadas del Turia. La riada del 1517 destruyó gran parte del mismo. Los trabajos de reconstrucción comenzaron tres años más tarde. Cuenta con 10 arcos ligeramente apuntados sobre contrafuertes y estribos. También contó con dos estatuas hasta 1823, San Bernardo y Santa María de Gracia, que sufrieron los embites de los ataques carlistas que las deterioraron, siendo sustituidas por las de San Luís Bertrán y Santo Tomás de Villanueva procedentes del puente de San José. El puente tiene en su vertiente este, restos de escalinata que permitían acceder al río.

Puente de la Trinidad
                        Puente de la Trinidad    

PUENTE DEL REAL:

De este puente se dice que ha sufrido sucesivas intervenciones desde su primitivo emplazamiento poco después de la conquista de Valencia. Su misión era facilitar las comunicaciones entre el Palacio Real y la Puerta de Montesa. La riada de 1589 dejó en muy mal estado su estructura teniendo que ser reforzado poco después. También sufrió la devastación provocada por la riada de 1957 y fue habilitado para el tráfico rodado. Se construyó de cantería con nueve arcos, sobre tajamares y escolleras. Presenta dos cubículos para la colocación de dos estatuas sobre dos de las escolleras más cercanas a la ciudad. Igual que el puente de la Trinidad también éste contaba con escalinatas de acceso al río. Este puente también sufrió los excesos cometidos por las fuerzas napoleónicas cuando entraron en la ciudad a principios del siglo XIX.

Puente del Real
                          Puente del Real                                 

PUENTE DE LA EXPOSICIÓN:

El puente de la Exposición nace en 1909 con motivo de la celebración de la Exposición Regional Valenciana de 1909, concretamente fue inaugurado el 22 de mayo de 1909 y toma su nombre de la mencionada Exposición. Se trataba de un bello puente de hormigón armado (el primero de los construidos con este material en la ciudad), pero por desgracia el mismo fue destruido el 14 de octubre de 1957 en la riada del Turia de ese año. Era obra del ingeniero José Aubán y se encontraba decorado con elementos art-decó. En su lugar se levantó otro puente o más bien una pasarela bastante fea que a finales del siglo XX- entre 1991 y 1995- ha sido sustituida por el actual puente, obra de Santiago Calatrava Valls y que popularmente se conoce  como el de “La Peineta”.

Puente de la Exposición en la riada de 1957
    Puente de la Exposición en la riada de 1957      

Es una obra realizada por el arquitecto de Benimàmet Santiago Calatrava. En su base se encuentra una de las estaciones de metro realizada al mismo tiempo que el puente por el mismo arquitecto, lo que obligó a construirlo unos metros más allá de su emplazamiento definitivo y una vez construidos ambos elementos ( estación y puente), éste fue movido en su totalidad hasta el emplazamiento que hoy ocupa.

El puente está construido en acero, pintado en color blanco, tiene un sólo vano y una descomunal viga ligeramente arqueada que va de parte a parte del cauce sostiene el peso del puente. Tiene una longitud de 131 metros y una anchura de 26 metros.

Un arco inclinado de 14 metros de altura y con una inclinación de 70 grados sobre el plazo horizontal, ayuda a dar estabilidad al puente,. Bajo este arco de corte muy  característico de las obras de Santiago Calatrava se encuentra una de las dos anchas vias peatonales con que cuenta el puente.

PUENTE DEL MAR:

Fue destruido en la riada de 1487 y también estaba construido de madera. Se reconstruyó en fábrica y fue destruido otra vez por la riada de 1589, teniendo que ser nuevamente reconstruido. Servía de nexo de unión con el camino del puerto, muy transitado ya en pleno siglo XVI. La reconstrucción se realizó entre los años 1596-97 con material de cantería, 10 arcos ojivales rebajados sobre grandes vierteaguas. Sobre el tercer arco del lado más antiguo hay dos cubículos triangulares en los que se hallan las estatuas de la Virgen y San Pascual Bailón. Dispone de bancos volados sobre los estribos y pretil adornado con pirámides y bolas. El puente ha sufrido sucesivas reformas en las que han intervenido sucesivamente Ignacio Miner, Vicente Marzo, Vicente Valls y Javier Goerlich Lleó que realizó sus escalinatas y pilones de acceso ya en pleno siglo XX.

PUENTE DE ARAGÓN:

Este puente se inaugura en el año 1933 y fue construido en hormigón armado sobre seis arcos parabólicos siguiendo las directrices de varios proyectos sucesivos de Arturo Monfort, José Burguera y Gabriel Layda. Presenta un estilo racionalista y Art-Decó, con glorietas provistas de estatuas en sus extremos. Este puente se ha convertido en el nuevo acceso directo al puerto de la ciudad.

Puente del Mar
                           Puente del Mar
Puente de Aragon
                          Puente de Aragón   

PUENTE DE ADEMUZ:

Este puente ha sido construido como consecuencia de la gran expansión urbana de los años 1950-60 y en principio con la intención de facilitar los accesos a las comarcas del interior, además de enlazar con la Feria Muestrario y otras poblaciones limítrofes muy cercanas a Valencia.

Puente de Ademuz
Puente de Ademuz