Un poco más adelante y entre los puentes de San José y serranos se ecuentra la iglesia de Santa Monica.

En 1603 fray Gerónimo de San Lorenzo funda un convento de agustinos descalzos bajo la advocación de Santa Mónica, sobre el solar de la casa-palacio de los Berenguer, situada en el comienzo del camino de Murviedro o Morvedre (hoy calle Sagunto) extramuros de la ciudad. En 1662 se empieza a construir la actual iglesia, con planta de cruz latina, atrio, seis capillas laterales, cúpula con linterna sobre pechinas en el crucero y dos espadañas a ambos lados de la fachada. Tiene tres puertas de acceso, una por cada nave de la iglesia, pero que en la práctica es sólo una. En 1691 se dan por terminadas las obras del templo. En 1742 se construiría una cripta subterránea para enterramientos, cripta que en la actualidad aún existe.

Cabe destacar la presencia de la Capilla del Cristo de la Fé (la primera en la nave de la epístola ), concluida en 1672 y redecorada en el siglo XVIII al gusto neoclásico de la época. Esta capilla guardaba la imagen del Cristo de la Fé que fue destruida durante la Guerra Civil. La imagen que ahora vemos en una copia realizada en los años cuarenta del siglo XX por el escultor valenciano Carmelo Vicent.

La capilla del Cristo de la Fé tiene planta rectangular, se cubre con bóveda de cañón y se adorna con pilastras de orden corintio. Dispone de cimborrio y cúpula con tambor y linterna. El altar mayor se compone de una hornacina donde encontramos la imagen de Cristo flanqueada por dos columnas de orden corintio.

A principios del siglo XX la antigua sacristía es reformada convirtiéndola en Capilla de la Virgen de los Desamparados.

Junto al templo y sobre el lugar que ocupaba el convento, el arquitecto José Camaña Laymón (1850-1926) construye a principios del siglo XX  la Casa Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados fundado por Santa Teresa Jornet e Ibars. Destaca este gran complejo por la permanencia de los dos claustros del antiguo convento y la erección de una capilla de estilo neogótico en 1915.

La iglesia primitiva formaba parte del convento agustino y fue construida bajo el auspicio del Patriarca San Juan de Ribera en estilo barroco. El actual templo destaca tanto por la austeridad de su fachada que imita las primitivas basilicas romanas, como la simplicidad del campanario. Con posterioridad se le añadiría la capilla de la Comunión. La iglesia fue restaurada en 1902 y nuevamente en 1955. El campanario es obra de Javier Goerlich Lleó del año 1915 que sustituye las dos espadañas laterales por este campanario. Este formado por dos cuerpos de base cuadrada y sobre la terraza un templete de reminiscencias barrocas.

En 1902 el templo se erige en parroquia con el nombre de Parroquia del Salvador y de Santa Mónica, aunque su primera titulación no se usa para evitar confusiones con la Iglesia del Salvador intramuros de la ciudad.

Iglesia de Santa Monica
                      Iglesia de Santa Monoica         

La portada central está formada por un arco de medio punto y sobre ella podemos ver en una hornacina con venera una escultura moderna de Santa Mónica. La fachada se estructura con seis pilastras de orden gigante, dos balcones laterales y diversas ventanas. Remata la fachada un frontón con un óculo cegado.

Su interior destaca porque en ella se encuentra, según dice la tradición, la columna donde fue atado San Vicente Mártir cuando era traído prisionero desde Zaragoza a Valencia para ser martirizado.

Una placa nos hace una síntesis de la historia:

La columna del mártir San Vicente fue trasladada a este lugar con autorización del Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Valencia Dr.D.Marcelino Olaechea y Loizaga, en julio de 1960, al ser expropiada y derribada para ensanche de la calle, la casa-mesón que la conservaba en la calle Sagunto número 13, sita a espaldas de este capilla del templo parroquial de Santa Mónica y a sólo 20 metros de distancia. Ruta Vicentina de San Vicente Mártir por la ciudad de Valencia.

A destacar a la izquierda de la portada un panel cerámico dedicado a San Vicente Ferrer y colocado en 1957. En el mismo dos leyendas: en la parte superior “Entrada trionfal de Sant Vicent Ferrer en Valencia MCDXII” y en la parte inferior “El Mestre franciscá, Fra Francesc Eiximenis, diu: Pare Vicent, ¿com va la vanitat? San Vicent, contesta: Va i ve, pero no es deté”.

En la fachada recayente a la calle Sagunto, encontramos un panel cerámico realizado en 1951 y protegido por un pequeño tejado que representa al Cristo de la Fé, imagen a la que se le tiene gran devoción en esta barriada de la calle Sagunto.

El campanario dispone de seis campanas situadas en la sala de campanas y que llevan por nombres: Tiple Menut (1941), Agustin Mauricio Tiple Gran (1941), Tiple de Portal, la Maria (1941), la Tecera, la Monica (1941), la Mitjana, el Crist de la Fé (1888), La Gran, el Salvador (1940) y una última campana situada en la linterna del campanario que recibe el nombre de Senyalera, fundida en 1907.

Iglesia de Santa Mónica en el recuerdo
            Iglesia de Santa Mónica en el recuerdo        
Iglesia de Santa Monica en el recuerdo
         Iglesia de Santa Monica en el recuerdo