Remontando el margen del río y dejando atrás las Torres de Serranos, llegamos a la calle Blanquerías, donde está situada la casa museo de Benlliure.

 

Breve reseña de la familia Benlliure

De entre toda la saga de la familia Benlliure, conviene destacar sobretodo a José Benlliure Gil (pintor), su hijo José Benlliure Ortiz (Peppino) y su tio Mariano Benlliure Gil (escultor).

 Fachada exterior
                             Fachada exterior
Estudio del pintor
                               Estudio del pintor

El patriarca de la familia Benlliure y propietario de la casa museo fue José Benlliure Gil nacido en Valencia (El Canyamelar) en 1855 y fallecido en esta casa en el año 1937, a los 82 años de edad.

El museo acoge la colección de la familia Benlliure y recrea el ambiente de la casa donde vivió una de las sagas de artistas más importantes de la Valencia de finales del siglo XIX.

Entre los personajes mas relevantes de esta familia, tenemos al escultor Mariano Benlliure Gil, y a los pintores José Benlliure Ortiz (Peppino) y José Benlliure Gil.

Se trata de una casa burguesa propia del momento; sala de visitas, despacho, gabinete de pinturas, comedor y dormitorio, en la que se ubican una gran diversidad de objetos, además de las propias obras de los pintores titulares de la casa. El museo está compuesto además por los estudios de José Benlliure y Pepino Benlliure y por un bello jardín propio de la época que desvela un carácter intimo.

 

En la casa-museo podemos contemplar obras de la familia Benlliure, así como de otros artistas vinculados a ellos, como Sorolla o Muñoz-Degrain.

En el año 1914 José Benlliure se instalaba en esta casa, un lugar que con el transcurso del tiempo y el paso de los años tendría que convertirse en un punto de referencia para el mundo del arte y de la cultura en Valencia, por su amplia colección y su influencia en el arte de la época.

En la casa-museo podemos ver todo un conjunto de bienes muebles de la época, muebles, lámparas, alfombras y enseres domésticos de los que vivía rodeado, sus libros y piezas arqueológicas de su colección, así como la indumentaria que probablemente utilizó en alguno de sus cuadros.

La Casa-Museo posee más de 150 obras de don José Benlliure Gil y otras 200 de su malogrado hijo, Pepino Benlliure, fallecido en 1916 a los 30 años de edad, discípulo suyo y de Sorolla.

El museo cuenta también con obras de Joaquín Sorolla, Muñoz Degraín, los hermanos Blas, además de una selecta biblioteca, objetos de coleccionismo como cerámicas, abanicos o curiosas piezas de indumentaria de sus modelos y fotografías.

Interior del estudio del pintor
                Interior del estudio del pintor

 Este edificio fue proyectado en 1880 por el maestro de obras Vicente Miguel y Viñuelas, prolongándose su construcción a lo largo de tres años. La traza muestra un marcado carácter ecléctico con planteamientos clasicistas; concebida como una casa-vivienda de clase burguesa acomodada, refleja una clara estratificación social en cada uno de sus niveles: planta baja con vivienda, entresuelo, piso principal con mirador de madera y cristal (hoy desaparecido), piso alto para arrendar y ático destinado a residencia del servicio.  El acceso conserva la amplia portadas que en su día permitió el paso de carruajes al zaguán- Está dividido en dos tramos, por el primero se accede a la escalera que conduce a las plantas superiores, mientras el segundo actúa de enlace entre las distintas dependencias de la planta baja: salita de visitas, despacho, comedor etc., habiéndose situado una reconstrucción del dormitorio en dependencias de esta misma planta. Así mismo se han situado diversos muebles y objetos decorativos de la época.

Por la puerta situada al fondo del vestíbulo se accede al magnifico jardín situado entre la parte trasera de la vivienda y la antigua Escuela de Bellas Artes, en terreno ocupado antiguamente por el huerto del Convento del Carmen. Diseñado el jardín por el propio don José Benlliure que ordenó la plantación de laureles, cipreses, pinos, naranjos, limoneros, jazmines, mirtos, un tilo etc., distribuidos en parterres y glorietas, sigue las pautas de los jardines privados valencianos de finales del ochocientos. Al fondo del jardín se alza el estudio de don José construido en 1902 y una recreación del estudio de Peppino Benlliure.

 Podemos encontrar el despacho de don José Benlliure donde reunió todo lo indispensable para poder atender sus asuntos. Gran parte del interés del lugar lo despierta el carácter testimonial que posee puesto que se ha intentado mantener, en la medida de lo posible, tal y como lo dispuso don José.

El estado de conservación de los muebles es bueno a pesar del tiempo transcurrido, destacando por su presencia la falsa chimenea con repisa sobre la que se sitúa un gran espejo, la mesa de despacho con sillón frailuno tapizado en terciopelo, la vitrina repleta de libros que tratan sobre los más variados temas, y una caja fuerte en uno de los laterales. Todo ello piezas propias de un espacio como este, a las que se suman varios objetos decorativos como unos candelabros, la lámpara de petróleo de sobremesa, una escribanía, o un tintero con tapa.

Los numerosos diplomas expuestos en las paredes de este despacho son el testimonio y la prueba del gran prestigio alcanzado por don José Benlliure, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Primer vestíbulo
                          Primer vestíbulo

En la distribución original de la vivienda el lugar denominado Sala de Retratos era el gabinete destinado a la recepción de visitas, donde se reunía todo un rico y variopinto mobiliario al más puro gusto burgués de principios del siglo XX, en el que el carácter ecléctico constituía la nota predominante.

Entre las piezas mas llamativas del conjunto se encuentran el espectacular diván florentino de roble tallado con dosel y el tresillo isabelino con butacas a juego. tapizado todo ello en seda listada de tono claro, las sillas traídas desde Italia con la inscripción J. B. en el copete, o el grupo de sillas de curioso diseño en galería con asientos provistos de terciopelo verde; la consola vienesa sobre la cual se sitúa un espejo ovalado, así como la vitrina conteniendo abanicos de toda la familia.

Exterior del estudio del pintor situado en la parte del fondo del Jardín
Exterior del estudio del pintor situado en la parte del fondo del Jardín

La mayoría de estos objetos fueron adquiridos en Italia para decorar la vivienda de don José Benlliure y doña Maria Ortiz en la ciudad de Roma. Cuando regresaron a Valencia para quedarse aquí definitivamente, los trajeron con ellos.

El hecho de denominar esta estancia como Sala de Retratos viene dado por el contenido de sus obras, retratos todos ellos de miembros de la familia Benlliure.

Jardin
                                       Jardín
Fuente del jardín.
                          Fuente del jardín.